Archive for October, 2011


Están compuestas por miles de fotografías y pueden llegar a tener una resolución de 60 gigapíxeles

Barcelona ya cuenta con sus primeras ‘gigafotos’ panorámicas y algunas de ellas se pueden ver en internet. De esta manera, la capital catalana se suma a la lista de otras ciudades como París, Londres, Dubai, Chicago, Budapest, Madrid o Sevilla que ya tienen estampas utilizadas con esta tecnología. Estas gigantescas fotografías se consiguen a partir de miles instantáneas enlazadas y permiten apreciar detalles con gran precisión de la ciudad.
“Desde hace tiempo se están haciendo ‘gigafotos’ pero este año se ha puesto sobre todo de moda por competir quién hace la foto más grande”, señala el fotógrafo Sergi Gómez, de la empresa catalana Noupunt, que junto a sus socios Enric Vernet y Martí Fradera han realizado una ‘gigafoto’ de Barcelona. La hicieron en el barrio Gótico, desde lo alto de la basílica Santa Maria del Pi, tal como explica Sergi Gómez: “Era un punto interesante e inédito para ver detalles y terrazas de la ciudad ya que se trata de una zona restringida al público. Usamos una especie de robot que colocamos sobre un trípode con una cámara profesional y un objetivo largo”. Tardaron cuatro horas en hacer un total de 1.400 fotografías y una semana de postproducción. El resultado es una inmensa panorámica de 12 gigapíxeles y de 93 gigas de archivo.
Una de las últimas superpanorámicas de Barcelona en 360º publicadas es obra del artista francés Martin Loyer. Enlazó más de 2.000 fotografías con un trípode monotorizado y con una calidad de 21,1 gigapíxeles. En la red hay disponibles más ejemplos de ‘gigafotos’ de la ciudad como una panorámica en www.lainformacion.com con más de 2.900 fotografías y 60 gigapíxeles de resolución. En la web Gigapan, una página donde los usuarios pueden subir ‘gigafotos’, también se puede encontrar otros espacios de Barcelona como una imagen de gran formato del Camp Nou o de la montaña de Montserrat.
Diferentes usos
Desde que apareció una de las primeras ‘gigafotos’, realizada por David Bergman durante la investidura del presidente de Estados Unidos Barack Obama, en el 2009, esta técnica se ha perfeccionado y cada vez ha ganado más adeptos. “En este mundo todo pasa muy deprisa pero también ha evolucionado técnicamente. Van apareciendo cada vez más elementos nuevos y han surgido las primeras aplicaciones que ya se pueden consultar con dispositivos tablets. Es una tecnología que todavía tendrá un desarrollo importante”, comenta Josep Giribet, fundador de la empresa audiovisual Calidos, una de las pioneras en introducir esta tecnología en Catalunya a raíz de un proyecto en colaboración con la Direcció General del Patrimoni Cultural.
Gracias a este proyecto se puede ver en gran resolución con todo detalle distintos elementos del patrimonio catalán, como el cuadro ‘La vicaría’ de Marià Fortuny o las pinturas murales de Sant Climent de Taüll. “Son fotografías de un tamaño monstruoso que pueden acercar al espectador un detalle que incluso situado en el mismo lugar no es capaz de distinguir el ojo humano”, comenta Giribet. Otro ejemplo de ‘gigafotos’ culturales son las que se incluyen en el proyecto de Google Art Project que permite realizar visitas virtuales en 360º a los principales museos del mundo. Pero más allá de su uso “a nivel de documentación y de divulgación” Giribert también destaca que “hay aplicaciones científicas, en temas de biología con microscopios electrónicos o detalles astronómicos para telescopios orbitales”.
Sobre las posibilidades de las ‘gigafotos’, Giribert comenta que una de sus principales características es la “creación de entornos inmersivos digitales” con la integración de audio y vídeo. “El año pasado fotografiamos ‘La Festa del Súpers’ con más de 380.000 personas y en la ‘gigafoto’ el usuario puede ir girando a la vez que hay elementos activos como audio y vídeo”.  Explorando las posibilidades de las fotos gigantes la empresa Noupunt ya tiene previsto realizar otra ‘gigafoto’ panorámica de Barcelona pero esta vez la hará en tres dimensiones.

FUENTE: http://www.lavanguardia.com/tecnologia/20111028/54236539632/barcelona-ya-tiene-sus-primeras-gigafotos-panoramicas.html

Advertisements

El murciano Fructuoso Navarro publica ‘Fotografía para torpes’, una guía fácil en la que se dan
las claves para realizar buenas imágenes Ilustrada con dibujos de Forges – La publicación, que empieza por lo más básico, cuenta todo lo que se necesita saber sobre las cámaras y los accesorios

El fotógrafo murciano Fructuoso Navarro posa con su nuevo libro.

El fotógrafo murciano Fructuoso Navarro posa con su nuevo libro. F. N.

MARGA JIMÉNEZ-FONTES Cámaras digitales, teléfonos que hacen fotos… atrás quedan aquellos armatostes que hacían la función de ser la única cámara familiar. Hoy en día, por hogar, puede haber unas seis cámaras digitales y el mundo parece no poder vivir ya sin una fotografía que inmortalice para siempre cualquier instante. Sin embargo, a pesar del progreso y el desarrollo en la fotografía digital, son muchos los que no consiguen hacerse con ella y no logran sacar partido a esa cámara regalada por un cumpleaños, un santo, unos Reyes o un aniversario.

Tranquilidad. Ahora un nuevo libro les dará a todos ellos las claves para realizar una buena foto y saber utilizar los distintos accesorios. El fotógrafo murciano Fructuoso Navarro ha publicado la guía Fotografía para torpes. Se trata de un libro para todos, fácil y lleno de ejemplos, que empieza por lo más básico y que cuenta todo lo que se necesita saber sobre las cámaras y los accesorios: cómo distinguirlas, cómo y por qué elegir una en particular, cómo utilizar el zoom, la luz, el fondo. Según el autor, «la guía te explica, sobre todo, los fundamentos de la fotografía de forma sencilla». Fotografía para torpes se encuentra dentro de la colección Para Torpes de Oberon Práctico, ilustrado, como siempre, por Antonio Fraguas ´Forges´.

Según el autor, la fotografía digital «ha evolucionado muchísimo» y su guía «pone mucho orden, de una forma sencilla», para que el que la lea consiga acercarse a este mundo de una manera rápida. Hoy en día todos nos podemos llegar a creer fotógrafos en un momento determinado, ya que los móviles han acercado mucho la fotografía a la sociedad. «De eso se trata», mantiene Navarro, quien asegura que es necesario «creerse un poco fotógrafos». Aun así, considera que, «en parte, un fotógrafo nace, aunque se pueda educar». «Hay que ser capaz de tener una cierta visión, porque eso no se enseña. Por ello hay que partir de una base», añade.

Según el autor de Fotografía para torpes, existen tres claves para realizar una buena fotografía. La primera de ellas sería, «independientemente del equipo, la creatividad». Navarro explica que se debe desarrollar el sentido de la visón. Otra de las claves estaría en el atrevimiento del fotógrafo. «Hay que ser atrevido, poseer esa dosis de meterse en el lío». Por último, el autor ve esencial el «estar preparado, con la cámara siempre junto a ti». «Hoy en día el medio nos permite hacer muchas tomas, hacer fotos constantemente, y hay que estar ahí», destaca.

Otra de las cuestiones que defiende Navarro es la importancia de lo que se quiere transmitir con la fotografía, ya que «es muy importante que la foto lleve mensaje, te diga algo», añade, a la vez que mantiene que ser un buen fotógrafo no significa hacer buenas fotos, ya que «puedes ser un técnico maravilloso y no saber transmitir nada con la foto». Preguntado por si la fotografía ha cambiado, Navarro afirma que a nivel profesional se está sufriendo un gran cambio. «Antes, una madre llevaba a su hijo al estudio para hacerle una foto y ahora hay seis cámaras de media por casa».

anapixel
anapixel
Las cámaras compactas con objetivos intercambiables se están haciendo con un sitio en el mercado a pesar de su, todavía, elevado precio.

Palabras como réflex, bridge o compacta son ya términos comunes entre los amantes de la fotografía, pero lo es menos la nomenclatura Evil (Electronic Viewfinder Interchangeable Lenses) o cámaras compactas sin espejo y de objetivos intercambiables. Éstas, que han aparecido en los dos últimos años y que están empezando a convertirse en una alternativa interesante y ligera a las cámaras bridge o réflex, se están apoderando poco a poco del mercado.
Aunque a primera vista puedan parecer algo endebles por su pequeño tamaño, las cámaras Evil tienen bastantes ventajas. Por un lado, quizá el más importante, está su pequeño tamaño. La eliminación del espejo y del visor óptico ha permitido reducir considerablemente el tamaño y el peso de estas cámaras, lo que mejora su portabilidad. Además, todas ellas cuentan con objetivos cada vez de mejor calidad y sensores Micro 4:3, lo que les proporciona una muy buena calidad de imagen.
Además, no hay que olvidar la posibilidad del intercambio de lentes, algo imposible en las cámaras bridge. Esta opción amplia de una manera considerable las opciones de estas pequeñas cámaras.
El pero de este nuevo formato, siempre hay uno, es su precio, todavía muy elevado. Sin embargo, no cabe duda que su fuerte incursión en el mercado y la escalada de sus ventas terminará rebajándolo.

[foto de la noticia]

NIKON 1 V1
Es el último lanzamiento de Nikon en el mercado de las mirorless (sin espejos). Cuenta con visor electrónico y viene equipada con un objetivo 10-30 mm, aunque existen otras opciones como el zoom 30-110 mm. Esta cámara es capaz de grabar vídeo Full HD a 1080 y a la vez sacar fotos RAW a 12 bit de profundidad de color. La Nikon 1 V1, con un solo clic, puede grabar al mismo tiempo un vídeo en cámara lenta y capturar una imagen estática. La sensibilidad nativa va del ISO 100 al 3200 y estira hasta el 6400.
Su precio: 660 euros.

[foto de la noticia]

SONY NEX-7
El modelo más novedoso de Sony se anuncia como una “cámara de bolsillo con calidad profesional”. Y no es para menos, ya cuenta con 24,3 megapíxeles efectivos con calidad réflex. Viene equipado conun objetivo 18-55 mm. Cuenta con el procesador Bionz que permite a la nueva cámara de Sony que pueda tomar hasta 10 fotos por segundo y llevar la sensibilidad hasta los 16.000 ISO. La NEX-7 tiene un flash integrado, además de una zapata para uno externo, y tiene la posibilidad de colocarle objetivos Alpha gracias a un nuevo adaptador.
Su precio: 875 euros.

[foto de la noticia]

PENTAX Q
Lo más sorprendente es su pequeño tamaño y su increíble potencia. Cuenta con un sensor retroiluminado de 12 megapíxeles, puede grabar vídeo en alta definición y su sensibilidad puede llegar hasta 6.400 ISO. El cuerpo está construido en magnesio, tiene un ancho de solo 2,7 cm, lo que no impide que la Pentax Q tenga un estabilizador y sistema de limpieza integrado. La pantalla es de 3 pulgadas y tiene 460.000 píxeles de resolución.
Su precio: 585 euros.

[foto de la noticia]

LUMIX DMC-GF3
La cámara de Panasonic pesa 222 gramos y sigue contando con la óptica Leica para este modelo. Este nueva cámara ha conseguido reducir notablemente su tamaño, así como su peso tomando como referencia la GF2. Cabe destacar la apuesta por la pantalla táctil, así como sus menús Menús intuitivos y muy gráficos.
Su precio: 500 euros.

Accesorios para filtros aqui!

El mundo de la fotografía está a punto de sufrir una auténtica revolución, y no crean que será gracias a una innovación de alguno de los grandes fabricantes del sector, sino al empuje de una start up de, cómo no, Silicon Valley. Ren Ng, cofundador de la compañía, se encontraba fotografiando a la hermana de un amigo suyo y reconoció que “es muy difícil conseguir un buen enfoque e inmortalizar su sonrisa”. Tras esa inocente frase se encontraba el germen de una firma que cambiará el mundo de la fotografía para siempre. Ng terminó su doctorado en la tecnología Light-field (campos de luz) y decidió fundar una empresa que fabricara un nuevo tipo de cámara que cambiara la fotografía tal y como la conocemos. Había nacido Lytro, la empresa que dará luz a lo que sus fundadores ya han bautizado, “la fotografía 3.0”.

Se enfoca después de tomar la foto

Hasta la fecha, la historia de la fotografía siempre ha girado en torno a un mismo proceso: el fotógrafo enfoca el objeto o persona a inmortalizar y obtiene el resultado en forma de instantánea. La tecnología y el autoenfoque han convertido este proceso en algo casi automático y con las cámaras modernas resulta difícil sacar una foto que no esté en condiciones. Pero Lytro renuncia a este planteamiento. La firma de California ofrece una alternativa mucho más ambiciosa: tomar la fotografía en grueso y seleccionar posteriormente la parte que queremos enfocar. Se trata de una revolución tangible que ya tiene forma de producto y pronto podremos disfrutar.

El “milagro” se consigue gracias a una tecnología conocida como ‘campo de luz’ y que permite el enfoque infinito. No es necesario incorporar motores que faciliten el autofocus y la foto se toma de forma instantánea. El trabajo de selección para el fotógrafo llega después, pero todo asistido mediante software. Sin embargo, y pese a lo revolucionario de la tecnología, Ng no lo tuvo fácil en los inicios. La mayor parte de los inversores dio la espalda a estos locos innovadores, salvo Ben Horowitz y Charles Chi, que apostaron por el proyecto con la condición de partcipar en la gestión de la empresa. “Debía estar delirando cuando decidí meterme aquí”, confesaría ilusionado Chi en una entrevista.

La cámara 3.0 es una realidad tangible y de hecho se ha abierto la el plazo de reservas. Se esperan los primeros modelos para comienzos de 2012 y sus creadores han querido transgredir también en diseño y funcionalidad. Lytro no es una cámara al uso. De forma tubular, apenas cuenta con dos botones: encendido y disparo. Simplificación al máximo aderezada también con una pantalla táctil para gestionar las imágenes. “Las cámaras convencionales son demasiado complejas de usar”, afirma Ng, “con todos esos botones, modos y configuraciones”. Lytro acaba con todo ese engorro borrando de un plumazo el grueso de los botones. El usuario simplemente apunta y dispara. Su precio promete emociones fuertes también: el modelo más económico se sitúa en los 399 dólares, importe que lo sitúa como una seria opción de compra.


En este artículo intentaré explicaros un poquito sobre la fotografía relacionada con la alta montaña y las expediciones: técnicas, material, pero también las condiciones y el ambiente en el que nos desenvolvemos para intentar hacer mejores o peores fotos los que trabajamos con la cámara en el incomparable escenario de esos paisajes bellos e imponentes, pero lejanos e inaccesibles, en los que el ser humano es insignificante y frágil y se enfrenta a unas condiciones extremas que en muy poco ayudan a la toma fotográfica y al acarreo de material profesional




Ampliar
Joven yakero de camino al campo base del Cho Oyu
Ampliar
Campo base del Cho Oyu bajo la luna llena
Ampliar
Amanecer en Peña Telera
Ampliar
Yaks en el campo base del Cho Oyu
Ampliar
Sombre del Kilimanjaro desde la cima, al amanecer
Ampliar
K2 desde el campo base del Broad Peak
Ampliar
Descenso del Elbrus
Ampliar
Fila de porteadores en Kodari
Ampliar
Los Merus, de camino al Shivling
Ampliar
Circumpolar sobre el K2
Ampliar
Everest y Nuptse bajo la luna llena
Ampliar
En el Broad Peak
Ampliar
Alpinistas en el Mont blanc de Tacul
Ampliar
Sur del Lhotse desde el Ama Dablam
Ampliar
Arista cimera del McKinley
Ampliar
Descendiendo el Broad Peak, con el K2 al fondo

Mi nombre es Javier Camacho Gimeno y nací en Zaragoza hace 39 años. Mi tiempo libre está dedicado esencialmente a 3 pasiones que están relacionadas entre sí: el alpinismo (actividad que llevo practicando desde los 8 años), viajar y la fotografía.

Además de las montañas a las que hago referencia en este pequeño artículo, he ascendido todas las montañas de 3000 metros del Pirineo, muchas de estas ascensiones en invierno por vías de hielo o mixto. También he ascendido numerosas cimas de 4000 metros en los Alpes y he realizado 3 expediciones a montañas de 8000 metros, consiguiendo ascender el Cho Oyu. Por otra parte, he ganado numerosos premios en varios concursos de fotografía de naturaleza y montaña, y he proyectado bastantes audiovisuales de mis exposiciones en diferentes lugares.

A día de hoy, la fotografía juega un papel esencial en todas mis expediciones, ya que como nunca he recibido ningún apoyo económico para sufragar los gastos de las mismas es el único recurso con el que hago un poquito más llevadero para la familia el siempre difícil asunto de la “pasta”.

En este artículo intentaré contaros un poquito sobre la fotografía relacionada con la alta montaña y las expediciones: las condiciones en las que nos desenvolvemos para intentar hacer mejores o peores fotos, el ambiente de trabajo, el incomparable escenario de bellos e imponentes paisajes, lejanos, inaccesibles, lugares en los que el sur humano es insignificante, frágil y se enfrenta a unas condiciones extremas.

Los problemas principales a los que nos vamos a enfrentar en la fotografía de alta montaña, (con las importantes limitaciones, sobre todo logísticas que conlleva), y que van a determinar en buena medida el resultado final del trabajo, son los siguientes:

  • Las condiciones del entorno: el frío, el viento, la altura, la humedad, escenas muy contrastadas, con zonas de nieve, muy luminosas, de altas luces, en contraposición a profundos valles rocosos de zonas oscuras.
  • Las condiciones personales del alpinista/fotográfo: la falta de oxígeno, el cansancio, la aclimatación, la preparación tanto física como psicológica, y sobre todo el peso de todo lo que llevamos en la mochila, establecen en gran medida unas pautas de trabajo en cuanto al material a utilizar y al ánimo o posibilidades de hacer fotografías.

De esta manera, el material fotográfico con el que suelo trabajar, presenta unas características bastante determinadas.

La cámara

Normalmente suelo llevar dos cámaras fotográficas. La principal es una réflex de gama alta, de cuerpo robusto, de aleación capaz de soportar golpes y que aguante varapalos en la mochila entre otro material duro. Preferiblemente con buen sellado contra el agua y el polvo, ya que por mucha suerte que se tenga, algún día va a llover o a nevar. También hará viento, y en las partes bajas de la montaña en el camino siempre hay mucho polvo.

En mi caso, desde hace unos pocos años, como cámara principal llevo una Canon 5D MKII con sensor de formato completo, 36X24 mm, principalmente por su buen comportamiento a ISOS altos y por la resolución que tiene, 21,1 Megas, que me permite hacer fácilmente algún reencuadre o recorte sin perder prácticamente calidad. No entro a valorar las excelentes prestaciones de la cámara en cuanto a la grabación de video.

Por supuesto, en la medida de las posibilidades, es de vital importancia que la cámara tenga un peso “contenido“. Al final todo pesa mucho, y en ocasiones he sacrificado cosas demasiado importantes para poder llevar el material fotográfico, y eso a ciertas alturas puede costar muy caro. El cuerpo humano en altura no se recupera de los esfuerzos, solo se desgasta y toda actividad por pequeña que esta sea se va a pagar con creces posteriormente. Digo de gama media/alta, porque son mucho más fiables, capaces de funcionar, posiblemente por la mayor calidad de los componentes con los que están hechas, a temperaturas mucho más bajas, hasta -40 ºC, como en el caso del Mckinley, la montaña más alta de América del Norte, situada en Alaska y a la cual subí en solitario en el año 2005.

Probé hace unos años en el Himalaya Indio, en una expedición al Shivling, en la zona de las fuentes del rio Ganges, una cámara reflex de nivel medio/bajo y a -10ºC no funcionó ni aún protegiendo la máquina y las pilas del frío. Imaginaos el cabreo.

Esta cámara réflex suelo llevarla hasta cierta altura, dependiendo de la montaña y el establecimiento de los diferentes campos, normalmente hasta los campos base y en otras ocasiones hasta campos avanzados, como fue el caso del Cho Oyu, ( que con 8201 metros es la sexta montaña más alta de la tierra ) donde conseguí hacer cumbre el año 2009, sin el uso de oxígeno suplementario ni el apoyo de sherpas.

Allí subí mi réflex hasta el campo I, situado a 6400 metros. En el caso del Aconcagua, la montaña más alta de América del Sur, subí la réflex hasta la cumbre, un auténtico calvario, (juré no volver a subirla tan alto nunca más).

La segunda cámara es, una compacta de cuerpo metálico que ocupe y que pese poco, y preferiblemente con más gran angular que teleobjetivo, ya que en montaña, por las dimensiones del entorno, muchas veces no “entra” en la composición aquello que se quiere mostrar. Ésta, como ya he dicho, la utilizo a partir de cierta altura, ya que llevar la réflex con los objetivos se convierte en misión imposible, sobre todo por el peso y el espacio.

Además es mucho más fácil sacarla y guardarla en un bolsillo de la prenda de plumas lo más cerca del cuerpo, donde queda mucho más accesible y protegida, de manera que todo sea más fácil y no de tanta pereza usarla.

También suelo utilizar esta cámara compacta, para actividades más técnicas, como cascadas de hielo, corredores o escalada clásica en grandes paredes.

Los objetivos

Obviamente, por cuestiones de peso y espacio, sería preferible llevar un solo objetivo, como por ejemplo un 18-200 con estabilizador. Pero en mi caso (que soy un poco inconsciente) por cuestiones de calidad y fiabilidad suelo llevar cuatro objetivos, todos ellos de gama alta o profesionales: un Canon 17-40L, un Canon 24-105L y un Canon 100-400L estabilizados, y un Samyang 14 de luminosidad 2.8 para las tomas nocturnas.

Aún no me he cruzado con nadie, ni tan siquiera en los Pirineos, que quiera cargar en su mochila, un objetivo como el 100-400, por 2 razones fundamentales: la primera por sus 1360 gr de peso; y la segunda por lo que ocupa. Salvo profesionales con grandes presupuestos, el material fotográfico lo has de cargar tú, ya que no puedes confiar en los Yaks, mulas u otras bestias de carga que suelen acercar el material hasta los campos base. Y en mi caso no puedo pagar a porteadores de altura ya que se encarece notablemente el presupuesto.

No sería la primera vez que veo a un yak o a un mulo tirar violentamente la carga y salir corriendo. Me imagino por un momento todo el equipo fotográfico rodando pendiente abajo y me entran sudores de solo pensarlo. Y tampoco sería la primera ocasión en que veo a algún fotógrafo que llevaba a una persona exclusivamente para cargar su material fotográfico.

Me gustaría recalcar que es muy importanteconocer el comportamiento de nuestros objetivos dependiendo de las focales y los diafragmas, con la intención de tratar de aprovecharlos al máximo, sobre todo, en cuanto a su rendimiento y calidad óptica. Normalmente su mejor comportamiento es a diafragmas intermedios, pero cada cual tiene que conocer los puntos fuertes y débiles de sus ópticas para valerse de ellos. Por ejemplo, una óptica más suave en los bordes que en el centro puede convertirse en perfecta para retratos; así aprovecharemos su debilidad.

Los filtros

Además de los típicos ultravioleta que aquí son imprescindibles, es muy importante llevar un polarizador para potenciar los reflejos en el agua, y reforzar los colores y el contraste, sobre todo entre el azul del cielo y las nubes, a riesgo de sacar en ocasiones azules muy oscuros, ya que a veces, por la luz existente, los cielos y las zonas altas de las montañas están muy brumosos y lavados.

Con el uso del polarizador hay que tener mucho cuidado, ya que según como incida la luz en la imagen, se produce el oscurecimiento del cielo de forma muy desigual, arruinando la imagen.

Ya he comentado la gran diferencia de luminosidad entre las zonas altas de la montaña, normalmente con nieve, y las zonas bajas, normalmente en sombra y sin nieve. Esto hace casi obligatorios los filtros degradados suaves, por lo menos de 3 pasos, imprescindibles también para los amaneceres y los atardeceres. Más en mi caso, que ando algo peleado con la informática y el Photoshop.

Tampoco vienen mal, para no pasar mucho rato corrigiendo dominantes azuladas y cianes, los filtros cálidos. Las sombras y la nieve suelen coger ese tipo de dominantes, a veces algo liosas de corregir.

http://www.fotografiamania.com/1934-Filtros-fotograficos-para-objetivos

Las pilas

Para este tipo de actividad, llevar muchas pilas y un cargador es imprescindible, ya que con el frío las baterías se gastan mucho más rápido de lo normal, y en ocasiones es muy difícil cargarlas.

Actualmente ,dependiendo del lugar, empiezan a existir bastantes posibilidades para cargar las pilas, bien sea por la existencia de generadores eléctricos de gasoil o por placas solares. Para mi mucho mejor estas últimas. En el caso de mis expediciones en Nepal, las agencias con las que contratamos los servicios de Campo Base nos facilitan una placa solar capaz de satisfacer las necesidades eléctricas de 10 personas, incluyendo nuestro ordenador portátil, así como el teléfono satélite.

En el caso de las expediciones a Pakistán, la cosa cambia, y es difícil que la agencia te proporcione una placa solar de calidad, por lo que la mayoría de la gente suele utilizar generadores.

No he probado otros sistemas como cargadores solares más pequeños, como el Sunpack que nos mostró Manu Córdova en el número 53 de los cuadernos técnicos, pero estos han evolucionado mucho en los últimos tiempos en cuanto a su capacidad de carga y a la reducción de peso, por lo que se convierte en una muy interesante opción, sobre todo si se va a lugares muy remotos y aislados.

En mi caso suelo llevar 5 baterías para la cámara réflex y 3 para la compacta, y lo más importante es que estas estén siempre guardadas o bien en el saco de plumas o bien en la ropa más caliente que se lleve puesta, para que no se descarguen tan fácilmente con el frío y para que funcionen cuando haya que utilizarlas. Es un poco engorroso tener que quitarlas y ponerlas cada vez que se hace uso de la cámara, pero si hace mucho frío no queda más remedio.

Trípode

Normalmente su uso está limitado al campo base, que es donde más posibilidades hay de hacer fotos a los amaneceres y atardeceres.

Suele ser en el único lugar en que uno está más descansado y tiene tiempo y ganas para poder hacer este tipo de fotos, y a unas temperaturas “soportables”. Últimamente me he aficionado a hacer largas exposiciones nocturnas, como en el campo base del Cho Oyu a 5600 metros, con unas temperaturas cercanas a los -15ºC, o en el Broad peak y el Ama Dablam en donde he estado alguna noche entera sin dormir haciendo fotos. Y recordad que, por supuesto, para este tipo de fotos es imprescindible un cable disparador o un disparador remoto inalámbrico para utilizar en el modo Bulb de la cámara y así pode controlar el tiempo que ha de permanecer abierto el obturador. El modo Bulb permite hacer fotos de largas exposiciones, ya que mientras no soltemos el obturador permanece abierto. Esto es fundamental para las fotos nocturnas.

El trípode que llevo es de carbono, lógicamente, por cuestiones de peso, y la rótula de tipo jostick por manejabilidad, sobre todo con guantes, cuyo uso es casi imprescindible.

http://www.fotografiamania.com/1557-Tripode-para-camara-de-fotos

Tarjetas y disco duro

Suelo llevar 2 tarjetas de memoria, una de 16G y otra de 4G, y un ordenador pequeño, tipo netbook, donde hago una copia de las fotos, y un disco duro externo, para hacer otra copia de todo y guardar el material, ya que son muchos días aislado sin poder descargar las fotos y he tenido muy malas experiencias por haber hecho solo una copia. A quién no le haya pasado, no puede imaginarse la desazón que produce perder las valiosas imágenes de un viaje por no tener copias de seguridad.

Guantes para las manos

No voy a hacer referencia a otro tipo de material específicamente para la montaña. Pero sí que voy a hablar de los guantes, por estar relacionados directamente con la actividad fotográfica y ser de vital importancia para la protección de los dedos y para poder hacer las fotos.

En mi caso suelo llevar 1 par de guantes con membrana de goretex y forro interno térmico, y dependiendo del lugar o de la altura, llevo también unos guantes internos térmicos y unas manoplas para expedición, con membrana y forro interno térmico. Éstas últimas son de vital importancia.

Esta combinación de guante y manopla me permite hacer fotos en lugares extremadamente fríos, de manera que me quito las manoplas y lo más rápido posible pongo las pilas a la cámara y hago las fotos sin quitarme los guantes internos, salvaguardando de la exposición directa al frío extremo, en la medida de las posibilidades, los dedos de las manos.

Aún así, en mi primera expedición al Cho Oyu en el año 2007, paré a hacer fotos a 7850 metros durante un rato, y esto me causó pequeñas congelaciones en varios dedos de las manos, debido al frío y al viento extremo.

También coincidí con algunos alpinistas a los que tuvieron que evacuar del campo IV en el Mckinley, en Alaska, porque sufrieron graves congelaciones en varios dedos de las manos por hacer fotos en la cima de la montaña. De hecho, es una de las cosas que primero te comentan los rangers en la charla que recibes cunado te dan el permiso de ascensión. Hablamos de temperaturas de -40ºC y vientos en muchos casos superiores a los 100 km/h, con sensaciones térmicas de menos de 85º bajo cero.

Luces

Otra de las circunstancias o problemas principales que condicionan la fotografía en alta montaña es que el objetivo principal es conseguir la cima, lo que supone que los planes, los horarios y la mayoría de las cosas están pensadas con esa finalidad. Las jornadas son largas y duras y todo está condicionado al horario establecido para conseguir las distintas metas que nos van a llevar hasta ese fin último: alcanzar la cumbre.

Normalmente las primeras y últimas horas del día, las mejores para hacer fotos, son muy frías y se suele estar con pocas ganas de nada; al atardecer se está cansado después de una larga jornada y hay que montar la tienda de campaña, hacerse la cena o derretir agua para el día siguiente, (labor que en ocasiones lleva mucho tiempo, pero que es de vital importancia ya que es necesario beber mucha cantidad de líquidos para estar bien hidratado y poder aclimatarse a la altura); por la mañana hay que hacerse el desayuno, prepararse la mochila y el material y en muchas ocasiones comenzar a andar bien temprano, con mucho fresquito, pues es conveniente tener mucho margen de tiempo para realizar la actividad diaria prevista. Además, existen menos posibilidades de aludes y los glaciares suelen ser más seguros pues los puentes de hielo son más consistentes.

En muchas ocasiones se pasa por las zonas más fotogénicas con luces muy poco propicias por la dirección de la luz o por la hora ( luces muy duras ), pero o haces la foto o te quedas sin ella, ya que hay que seguir adelante y no se puede volver al sitio a buscar la luz correcta cuando la cima es lo fundamental.

Hay lugares que por la existencia de peligros objetivos, (desprendimientos de piedras, aludes, grietas, grandes pendientes pronunciadas), o por la dificultad técnica, obligan al alpinista a hacer las fotos de forma muy rápida, sin pensar mucho en los encuadres o en la toma en sí, ya que los cinco sentidos están puestos en controlar la situación y tratar de salir lo más rápido del lugar. Sin embargo, este tipo de fotos, si quedan bien, llaman mucho la atención.

Por otra parte, el conocimiento previo de la zona a la que se va también es muy importante: saber qué lugares, montañas y entornos son mas fotogénicos, sus orientaciones, las luces propicias, las épocas, el clima. Viene también muy bien antes de ir al lugar ver muchas fotos en galerías fotográficas en internet o revistas de viajes y de montaña.

Pero en cualquier caso, todas las circunstancias fotográficas, en una expedición, están muy condicionadas por el objetivo esencial, que es alcanzar la cima de la montaña.

FUENTE: http://www.barrabes.com/revista/reportajes/2-7304/experiencias-fotograficas-condiciones-extremas-reportaje.html

Canon_EOS-1-D-X_front_500PES.- Canon ha anunciado hoy en Londres la llegada de la nueva EOS-1D X, su cámara réflex digital profesional de próxima generación. La nueva EOS-1D X, que ofrece una combinación inigualable de velocidad, resolución y calidad de imagen, es la cámara más avanzada para la captación de imágenes espectaculares y vídeos en alta resolución real Full HD. Tanto para la fotografía tranquila en el estudio como la foto de acción en competiciones deportivas o cualquier otro tema, Canon presenta esta nueva cámara como “el modelo ideal para cualquier fotógrafo profesional”. El nuevo modelo, que se convierte en el buque insignia de la gama de cámaras réflex digitales de Canon y representa la décima generación del sistema profesional de Canon, es el modelo EOS más avanzado hasta la fecha.
“Rendimiento redefinido”, sostiene el fabricante a la vista de las nuevas posibilidades que la EOS-1D X ofrece a los fotógrafos profesionales. La EOS-1D X es la culminación de 40 años de experiencia en el desarrollo de cámaras profesionales y representa una nueva era del sistema EOS, reemplazando tanto a la EOS-1D Mark IV como a la EOS-1Ds Mark III. La nueva cámara, que combina un nuevo sensor de formato completo (full frame) de 18,1 Megapíxeles, un nuevo sistema de enfoque automático (AF) rediseñado y una novedosa y potente tecnología de medición, con los nuevos procesadores Duales “DIGIC 5+”, ha sido diseñada para ofrecer una calidad de imagen y una facilidad de uso sin precedentes, garantizando que cualquier escena será captada con mayor precisión y velocidad que nunca.
“La EOS-1D X es la cámara más avanzada para todo tipo de fotógrafos”, asegura Kieran Magee, director de Marketing Profesional de Canon Europa. “A menudo, los profesionales  se ven obligados a fotografiar con mucha rapidez, en situaciones de gran presión, y la EOS-1D X ofrece las características y las prestaciones que necesitan para esas ocasiones. Hemos escuchado a los profesionales, para conocer qué demandan, y hemos creado una cámara potente y versátil, que será capaz de satisfacer las necesidades de un número mayor de fotógrafos”.
“Nuevos hitos”
La EOS-1D X ofrece una serie de especificaciones mejoradas totalmente, gracias a la incorporación de nuevas tecnologías. Un nuevo sensor CMOS de formato completo (full frame) de 18,1 megapíxeles ofrece una flexibilidad excepcional, que permitirá a los fotógrafos captar una gama de escenas y sujetos mucho más amplia en alta resolución. Una arquitectura rediseñada ofrece una increíble gama de sensibilidades ISO de 100 a 51.200, ampliable hasta los 204.800, mientras que los procesadores Duales “DIGIC 5+” ofrecen una mejora de 2 pasos en lo que respecta al ruido, facilitando aún más la captación de imágenes con poco ruido de una calidad impresionante, incluso en condiciones extremas de luz escasa.
El nuevo sistema de enfoque automático de área amplia con 61 puntos proporciona incluso más sensibilidad, ofreciendo una mayor precisión y velocidad. Además, con sus 41 puntos tipo cruz, incluidos cinco puntos tipo cruz duales, el sistema AF de la cámara ofrece una precisión sin comparación a lo largo y ancho del encuadre, mientras que los nuevos preajustes AF han sido diseñados específicamente para fotografiar los sujetos más complicados, para ofrecer una fiabilidad excepcional en situaciones fotográficas realmente complicadas.
La EOS-1D X también dispone de un sistema de medición RGB de nuevo diseño, que proporciona niveles de precisión increíbles. Un sensor de medición RGB de 100.000 píxeles está conectado con el sistema AF y alimentado por su propio procesador DIGIC 4 específico, lo que permite detectar las caras y el color para garantizar niveles de exposición correctos y un seguimiento AF mejorado, incluso cuando se fotografían las escenas más difíciles.
“Potencia extrema”
La EOS-1D X, dotada de una nueva generación de tecnologías de procesamiento, es la primera cámara que incorpora procesadores Duales “DIGIC 5+”. Cada nuevo procesador ofrece unas prestaciones hasta tres veces más rápidas que las de un procesador DIGIC 5 convencional y ha sido diseñado para gestionar enormes volúmenes de datos de imagen, a la vez que reducen el ruido de la imagen. En combinación con la lectura en 16 canales del sensor, los procesadores duales permiten realizar disparos en serie en alta resolución a una velocidad de hasta 12 fotogramas por segundo (fps) con una conversión A/D de 14 bits y un funcionamiento total de la cámara, siendo por ello la más rápida de entre las cámaras réflex digitales disponibles a fecha de hoy[i]. Un nuevo modo de alta velocidad amplía la rapidez de la secuencia de disparo a 14 fps[ii], mientras que un nuevo mecanismo de obturador y espejo reduce el retardo del obturador y del retorno del espejo a su posición operativa, para lograr resultados excelentes cuando se dispara con tiempos de exposición rápidos.
“La réflex digital de los cineastas”
La EOS-1D X resulta ideal para todos los profesionales que quieran explotar la amplia selección de objetivos y accesorios del sistema EOS, tanto si quieren hacer fotos como grabar vídeos en alta definición (HD). Los usuarios podrán grabar vídeos en alta definición real Full HD (1.920 x 1.080 píxeles) con el sensor de fotograma completo (full frame), disponiendo de una gama completa de ajustes manuales para controlar la exposición, el enfoque y la velocidad de grabación (fps)[iii], a la vez que los niveles de sonido se pueden mostrar y ajustar en la pantalla LCD, garantizando un control completo de cada aspecto de la grabación.
Gracias a la potencia que proporcionan los procesadores Duales “DIGIC 5+”, se reducen también los artefactos de muaré, mientras que el modo EOS Movie ofrece opciones de grabaciones más largas, creando automáticamente un nuevo archivo una vez que se ha alcanzado el límite de 4 GB por archivo. Un nuevo códec de vídeo intra frame también mantiene la máxima calidad de imagen posible, limitando la compresión de datos de la imagen, para que los usuarios puedan disponer de mayores niveles de información para los trabajos de edición posteriores.
“Diseñada para los profesionales”
La EOS-1D X cuenta con una versión cuidadosamente revisada del diseño clásico de la serie EOS-1, con botones más grandes y más sensibles al tacto, que facilitan a los usuarios el control de los ajustes, incluso en condiciones extremas en las que se requiera el uso de guantes. Dos controladores múltiples y una rueda de control sensible al tacto, para usarlos en el modo vídeo, facilitan el cambio de los ajustes, mientras que una serie de botones para funciones personalizables permiten a los usuarios configurar los ajustes de la cámara para adaptarse a sus necesidades y gustos específicos, permitiendo el establecimiento de atajos a las funciones y preajustes que utilicen con mayor frecuencia.
Un visor con una cobertura del 100% facilita el encuadre de cada escena, mientras que la función de visor inteligente añade instantáneamente una retícula cuando el fotógrafo lo considere necesario. Una gran pantalla LCD Clear View II, de 8,11cm (3,2”), ofrece una resolución de 1.040.000 píxeles, mientras que su estructura antirreflectante previene tanto la refracción de la luz como las luces parásitas cuando se están visualizando las imágenes en situaciones con luz intensa. Una tapa de vidrio reforzado evita los daños por golpes y los arañazos que se producen con frecuencia cuando se trabaja en exteriores.
El sistema de menús también cuenta con una interfaz completamente rediseñada, incorporando funciones de Ayuda para que el manejo de la cámara resulte más rápido, fácil y claro. Además, una nueva pestaña AF específica permite a los fotógrafos acceder y personalizar los preajustes AF para las situaciones de disparo y sujetos más comunes, permitiéndoles así concentrarse en captar el momento decisivo de forma adecuada, sin tener que estar cambiando constantemente los ajustes de la cámara.
“Construida para durar”
La EOS-1D X dispone de un cuerpo muy resistente construido con una aleación de magnesio de alta calidad, que proporciona protección contra los elementos atmosféricos y los golpes habituales en el uso diario. La última versión del Sistema de Limpieza Integrada EOS de Canon incorpora tecnología procedente de los objetivos Canon, que utiliza vibraciones por ondas similares a las de los Motores Ultrasónicos para desprender el polvo y la suciedad del sensor de forma aún más eficiente.
Un mecanismo de obturación mejorado también proporciona mayor durabilidad, alcanzando una vida del obturador de hasta 400.000 ciclos; así los fotógrafos pueden confiar en su cámara para hacer frente a la exigencia de realizar disparos repetidos y en condiciones difíciles. La EOS-1D X también cuenta con el sistema de sellado de protección habitual de Canon alrededor de los controles y las uniones de las diversas tapas, lo que hace que la cámara sea estanca al polvo y resistente al agua cuando se combina con alguno de los objetivos EF de Canon resistentes al agua, convirtiéndola en una cámara ideal para fotografiar en todo tipo de condiciones meteorológicas.
Una conectividad mejorada también garantiza a los fotógrafos el envío de sus imágenes a sus agencias o estudios más rápidamente y de forma más segura. El puerto Gigabit Ethernet integrado proporciona una forma rápida y fiable de transferir las imágenes desde un evento en cualquier lugar o desde el estudio, sin necesidad de utilizar un adaptador.
“El Sistema EOS: creatividad sin límites”
Como parte del premiado Sistema EOS, la EOS-1D X es compatible con la más amplia selección de objetivos del mundo, flashes Speedlite EX y una amplísima gama de accesorios. Esta nueva cámara representa la mejora ideal para los actuales usuarios de la EOS-1D Mark IV y la EOS-1Ds Mark III y, puesto que es compatible con numerosos accesorios EOS, puede incorporarse sin problema al equipo fotográfico de cualquier usuario de la serie EOS-1.
Junto con la nueva EOS-1D X se lanza el WFT-E6, un nuevo transmisor WiFi compacto diseñado para transferir las imágenes cuando no se disponga de una conexión por cable. Compatible con la norma WiFi 802.11n y con conectividad Bluetooth para dispositivos GPS externos, el transmisor WFT-E6 ofrece una transferencia segura de fotos y vídeos a un servidor FTP, así como la capacidad para mostrar los contenidos en una pantalla compatible mediante una conexión DLNA[iv].
La EOS-1D X también será compatible con un nuevo receptor GPS, el GP-E1. El receptor GP-E1, que permite a los usuarios añadir información sobre la localización a los datos EXIF y seguir los detalles geográficos del desplazamiento durante la sesión fotográfica, resulta particularmente útil para los fotógrafos de fauna y naturaleza, así como para los que realizan trabajos en exteriores, fuera del estudio, que pueden necesitar en un futuro saber dónde se captó cada imagen.
Características principales de la Canon EOS-1D X:

  • Sensor CMOS de fotograma completo (full frame) de 18,1 megapíxeles
  • Disparos en serie hasta 12 fotogramas por segundo (fps) y 14 fps
  • ISO 100-51.200, ampliable hasta H: 204.800
  • Sistema de autoenfoque (AF) en 61 puntos
  • Medición AE RGB de 100.000 píxeles, con el procesador DIGIC 4
  • Vídeo EOS de alta defnición plena (Full HD) 1080p
  • Procesadores duales “DIGIC 5+”
  • Pantalla LCD Clear View II, de 8,11 cm de diagonal (3,2”), 1.040.000 píxeles
  • Puerto Ethernet

———————————————
Acerca de Canon Europa
Canon Europa es la división regional de ventas y marketing de Canon Inc., con representación en 116 países y con más de 11.000 empleados en toda Europa, Oriente Medio y África (EMEA).
Fundada en 1937 con el objetivo concreto de fabricar las mejores cámaras para los usuarios, la incansable pasión de Canon por el “Poder de la Imagen” le ha llevado a expandir su tecnología a otros muchos mercados, convirtiéndola en líder mundial tanto en soluciones para la imagen para consumidores como para empresa. Sus soluciones se plasman en una amplia gama de productos que abarcan desde cámaras compactas y réflex digitales, a objetivos para cámaras de televisión y equipos de rayos X, además de impresoras multifunción y de gran volumen, productos complementados con una amplia gama de servicios de valor añadido.
Canon realiza una fuerte inversión en investigación y desarrollo (I+D) para ofrecer los productos y servicios más completos e innovadores con el fin de satisfacer las necesidades creativas de los usuarios. Desde los fotógrafos aficionados hasta las empresas de impresión profesional, Canon permite a cada uno de sus clientes convertir en realidad su pasión por la imagen.
Canon cree que tener en cuenta los intereses de la sociedad y del medioambiente debe ser una parte integral de una buena actividad empresarial. Esta idea está incorporada en la filosofía corporativa, conocida como Kyosei, “Vivir y trabajar juntos por el bien común”.


www.canon-europe.com


kodak
Eastman Kodak, una compañía centenaria impulsora de la fotografía para aficionados y profesionales, además de principal proveedor de película para el mercado del cine, no pasa por sus mejores momentos, y ha decidido tomar algunas medidas para sobrevivir al mercado.
Kodak no supo montarse en el carro de las compañías que lideraron el cambio a lo digital, y el terreno donde ella es fuerte poco a poco se esfuma, por lo que necesita nuevas formas de ingresar. Por esta razón, al mismo tiempo que niega la posibilidad de bancarrota, informa que va a tirar de propiedad intelectual/industrial, sacando jugo al asunto para tirar adelante unos cuantos años más.

Una compañía histórica como Kodak, si ha sabido gestionar bien su camino, tiene que tener una cartera de patentes muy importante, prueba de ello es que ya ha llegado a un acuerdo con IMAX para licenciar patentes relacionadas con la proyección laser.
Una propiedad que permitirá a IMAX trabajar con proyecciones digitales de mayor calidad en pantallas gigantes, especialidad de la casa.
IMAX

Kodak necesita un cambio en su filosofía

Parece claro que competir de igual a igual con Canon o Sony en la producción de sensores de las mismas características no tiene sentido, demasiada ventaja en mercado e innovación llevan los japoneses. Tampoco se puede esperar ganar mucho dinero vendiendo cámaras compactas, donde la competencia es feroz, y los teléfonos móviles son cada vez más dañinos. Hablar de marcos digitales o tecnología de impresión tampoco es presentar un futuro esperanzador.
El camino pasa por la innovación, hacerse fuerte en descubrir nuevas necesidades e implementar buenas ideas que el resto de fabricantes tengan que pasar por caja para utilizarlas. No sé si la magnitud de compañías y ámbito de trabajo son comparables, pero IBM decidió no hacerle la competencia a HP o Dell, y ahora le va incluso mejor que antes.
Mientras se redefine como compañía, y para pasar la mala racha económica (ha perdido tres cuartas partes de su valor en bolsa el último año), ha recibido diez millones de dólares por parte de IMAX, más una buena cantidad de dinero por utilización de licencias en los próximos diez años (250-350 millones de dólares).
IMAX por su parte gana la tecnología necesaria para reemplazar sus caros y viejos equipos digitales y analógicos en los teatros que tiene alrededor del mundo. Se habla de que los nuevos equipos ganarán especialmente en brillo, consumirán menos, y serán menos costosos.

Fotografia y accesorios

A punto de cumplirse una década de los atentados del 11-S en Nueva York, el repaso a las muchas fotografías de aquellos fatídicos días obliga a detenerse en una imagen que, sin ser de las más conocidas, sí fue muy polémica. Realizada por Thomas Hoepker y publicada sólo años después, la instantánea de estos jóvenes aparentemente relajados y con las Torres Gemelas en llamas al fondo se ha convertido en un icono algo incómodo. La historia que rodea esta imagen es uno de los flashazos de una semana que nos ha dejado otras miradas fotográficas relacionadas con este luctuoso décimo aniversario.Un trípode profesional para el iPad 2. Aunque su cámara tiene claras limitaciones, hace poco tuvimos ocasión de ver el primer cortometraje filmado con un iPad 2. Y ahora acaba de lanzarse al mercado un trípode para el tablet de Apple que, por unos 50 euros, también permite acoplarle objetivos complementarios o un micrófono de ambiente, entre otros accesorios. Lo cuentan en Engadget.

 


La semana anterior al 11-S. A pocos días para cumplirse una década desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, son muchos los reportajes de fotos que nos recuerdan aquel día. De entre todos, nos quedamos con el que publican en In Focus, consistente en una selección de imágenes sobre la actualidad informativa que se vivió durante la semana previa a la destrucción de las Torres Gemelas.

 


Así actúa la brigada antiterrorista de Nueva York. Siguiendo con el décimo aniversario del 11-S, la agencia Reuters publica una serie de fotos que muestran cómo trabaja la brigada antiterrorista de la policía de Nueva York. Unas imágenes que sirven como fondo del debate sobre si el mundo es ahora más o menos seguro que en 2001.

 


En portada > La otra foto de aquel 11 de septiembre. Pese a que en la memoria colectiva las imágenes de los aviones planeando sobre Manhattan o las torres del World Trade Center derrumbándose son las que más han calado, esta fotografía de Thomas Hoepker, de Magnum Photos, ha acabado por convertirse en una de las más conocidas y polémicas al otro lado del Atlántico. Tanto, que su autor sólo se animó a publicarla cinco años después de los atentados. Pese a que la instantánea parece decirlo todo, en The Guardian han elaborado un interesante reportaje que explica todos los recovecos de esta impactante toma.

 

© Thomas Hoepker (Magnum Photos)
© Thomas Hoepker (Magnum Photos)

 

Publican una foto presuntamente hecha con un iPhone 5. En Pocketnow han publicado esta semana una foto de un plato de sushi supuestamente tomada con un iPhone 5. Los datos EXIF de la imagen, disparada en teoría por un empleado de Apple durante su almuerzo, confirmarían los rumores sobre su esperada cámara de 8 megapíxeles. La citada publicación, eso sí, admite que ya se equivocó anteriormente con otra imagen atribuida a la cámara del rumoreado iPad 3, y que el error podría repetirse de nuevo.

 


La historia de la fotografía a través de los filtros de Instagram. El fotógrafo Andrew Emond ha decidido realizar un interesante experimento: pasar por los filtros de Instagram una serie de conocidas instantáneas, como la del miliciano abatido de Robert Capa. En el blog Mastergram podemos ver los resultados de estos tratamientos realizados con la popular aplicación del iPhone.

 

© Robert Capa (edición de Andrew Emond)
© Robert Capa (edición de Andrew Emond)

Instagram llega a los 200 millones de fotos en menos de un año. Seguimos hablando de Instagram para hacernos eco de un revelador dato que apuntan desde TechCrunch: en sólo diez meses, su servicio de alojamiento ha superado ya los 200 millones de imágenes. Una cifra que Flickr tardó varios años en lograr, y que deja bien claro el impacto del iPhone en lo que a compartir fotos en Internet se refiere.

La frontera entre India y Pakistán, vista desde el espacio. Es lo que tiene ser uno de los principales puntos de tensión del planeta y consecuentemente una de las zonas más vigiladas del mundo. Como revela la foto publicada esta semana en Daily Mail, la línea divisoria entre India y Pakistán es claramente perceptible desde un satélite espacial, debido a los potentes reflectores que recorren su frontera común a lo largo de miles de kilómetros.

 

© Reuters
© Reuters

Varias fotos prueban que el hombre llegó a la Luna. La NASA acaba de publicar unas fotos en las que pueden observarse restos de misiones espaciales en la Luna, incluyendo los senderos formados por los astronautas que recorrieron su superficie. Quienes piensen que la primera llegada del hombre al satélite en 1969 fue un montaje, eso sí, aún podrán argumentar que en dichas imágenes no aparecen vestigios de la misión del Apollo 11, que fue la que comandó el ya octogenario Neil Armstrong.

 

© NASA
© NASA

Imágenes de los restos de un transbordador espacial soviético. En English Russia nos encontramos con unas impactantes fotos que muestran el deteriorado estado del transbordador espacial ruso Buran. La nave, que completó su único vuelo espacial en 1988 y ya en el siglo XXI se vio seriamente afectada por una explosión en el hangar en el que reposaba, va a ser restaurada de aquí a 2013 con el objetivo de participar en exhibiciones.

 

© Ilya Varlamov (28-300.ru Photo Agency)
© Ilya Varlamov (28-300.ru Photo Agency)

Así se ensamblan las cámaras Leica. En The Luminous Landscape publican la crónica de una visita a la factoría que tiene Leica en la localidad alemana de Solms, y en cuyas imágenes podemos observar la precisión con la que se ensamblan y prueban cámaras tan exclusivas como la M9 o la S2.